Retiro para matrimonios

0

Por quinto año consecutivo, el secretariado de Laicos y el de Pastoral Familiar, ofrecemos un retiro espiritual para matrimonios. Este año repetimos lugar, y será en el Centro Maristas de Guardamar, el fin de semana del 21 y 22 de Noviembre, y los impartirá el D. Domingo García Guillén, sacerdote diocesano, Doctor en Teología y profesor del Seminario, Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Pontificio Instituto “Juan Pablo II” para Estudios sobre Matrimonios y Familia.

El retiro va a tratar de la Misericordia en nuestra relación conyugal y familiar.

Hay servicio de guardería y talleres para los más pequeños.

Precio: 65 Euros por persona en habitación doble. Niños de edades 3 a 7 años, 20 Euros.

No olvides inscribirte, cuanto antes. Llama al 965 204 822, Ext. 5 L-V, 10-14h (Andrés), o por email: andres@diocesisoa.org / pfamiliar@diocesisoa.org
Las plazas son limitadas. 

 

¿Qué es un Retiro?

     Se trata de un encuentro de un fin de semana para ayudar a las personas a encontrase a sí mismas, reencontrar a su pareja y juntas encontrar a Dios. Es un espacio de silencio y confianza para revisar la vida en pareja. Un sacerdote os ayudará a reflexionar mediante charlas y espacios de reflexión, y estará también a vuestra disposición si lo necesitáis.

¿Qué no es un Retiro Conyugal?

  • No es una terapia de grupo.
  • No es un retiro donde vas a estar rezando todo el día.
  • No es un espacio donde tengas que contarle a los demás tus problemas.
  • No es magia que cambie las cosas de una día a otro.

¿Cuál es el objetivo del Retiro?

     Darle a cada Pareja, la oportunidad para dialogar durante un fin de semana, sin que nadie les interrumpa, y sin tener que preocuparse de sus alimentos, del cuidado continuo de los hijos, aislándose de la ciudad y sus ruidos, y la rutina del día a día. Un tiempo para darse el privilegio de dialogar de forma profunda y llevar a cabo una revisión de su trayectoria juntos.

¿Existe una edad límite para participar?

     No, está abierto a todas las parejas:

  • Con los primeros meses de vida conyugal.
  • Con varios años de casados.
  • Y para los esposos cuyos hijos ya han hecho sus propias vidas.